Tips para inculcar a los niños el amor por la lectura

 

Según INEGI para Abril del 2019, el promedio de libros leídos en México es de 3.3 por año. Lo cual es una cantidad muy baja en comparación con otros países, por ejemplo; en Finlandia se leen en promedio 47 libros al año, en Islandia 40, Canadá y Suiza leen 20 libros al año y en Estados Unidos se leen 12 libros al año.

 La lectura es una actividad que debemos inculcar en nuestros hijos, ya que de esta manera tendrán una ventana abierta al mundo, “una persona con un libro en mano tiene un arma para batallas contra las injusticias de su entorno” La lectura nos obliga a pensar y a impulsar nuestra creatividad.

 A continuación te daremos algunos tipos para que a tus hijos les guste leer:

  1. Ser constantes: La constancia es funadamental para poder crear el hábito de la lectura en los niños. Todos los días debes dedicar un espacio a la lectura y dependiendo la edad del niño debes asignar la duración del espacio. Crea un ambiente relajado y agradable que se preste para la situación. Puede ser en alguna recámara, en el jardin, la sala, y entre otros lugares de la casa.
  2. Leer en familia: Este espacio puede ser familiar y así podrían pasar tiempo juntos, desde que sea pequeño para que tú leas sus historias hasta que sea más grande y puedas acompañarlo, así podrían pasar tiempo de calidad juntos.
  3. Organizarse: La lectura debe ser una actividad agradable, “algo que valga la pena y el tiempo”, no se debe ver como una obligación. Para eso debemos organizar el tiempo para poder dedicarle el debido tiempo al espacio de lectura y sea algo natural y no una obligación.
  4. Darle libertad al niño para elegir lo que quiere leer: Es más fácil para los niños leer un libro si este es de su agrado, puedes sugerir títulos para leer, más nunca imponer ya que al hacer esto volvería el espacio de lectura una obligación. Puede suceder que nuestro pequeño quiera leer la misma historia en repetidas ocasiones y debemos dejarlo, al igual que debemos dejar que dejen un libro a la mitad para empezar con otro título. Esto hará de este espacio, uno libre sin ataduras que disfrutarán.
  5. Hacer de la lectura algo divertido: La lectura debe ser vista por el niño como una actividad que vale la pena realizar y no como un castigo u obligación ya que esto se le hará aburrido y lo dejará de hacer conforme vaya creciendo. Puedes hacer de la lectura algo divertido, como jugar con los personajes de las historias y esto harán que puedan irlas disfrutando cada vez más. Y a la vez empezar a crear el hábito de la lectura.